Guillermo Pérez: “Una gran parte de la población Argentina tendrá que convivir con servicios monopólicos”

Guillermo Pérez: “Una gran parte de la población Argentina tendrá que convivir con servicios monopólicos”

El especialista en telecomunicaciones y defensa de la competencia Guillermo Pérez señaló que a partir de la fusión entre Telecom y Cablevisión se ve amenazada la neutralidad de la red y la competencia entre las empresas del sector. 

F: ¿Cuál es tu opinión sobre el impacto de la fusión Telecom / Cablevisión en el sector de las telecomunicaciones?

GP: Han trascendido cifras de concentración de mercado del 40% en telefonía fija, el 34% de la telefonía móvil, el 56% de las conexiones a Internet por banda ancha fija, el 35% en telefonía móvil y el 40% televisión paga. Esto evidencia que a nivel nacional la empresa fusionada adquiere una participación de mercado importante. Pero esas cifras solo dan cuenta del impacto de la fusión de una manera superficial, porque se trata de un promedio de abonados de cada servicio a nivel nacional, y como ninguna de las empresas presta todos los servicios a lo largo del país, esos valores subestiman la participación de mercado que la empresa post fusión tendrá en gran parte de la zona centro y norte del país.

Los servicios de telecomunicaciones se prestan a través de redes, a un usuario que reside en la localidad X no le resulta relevante que haya un operador de telecomunicaciones ofreciendo el mismo servicio en la localidad Y. No son sustitutos.

Lo que hay que considerar son las alternativas que tienen los usuarios en cada partido, y esto requiere analizar qué redes pasan por su casa (o en sus proximidades): para una habitante de la ciudad de Córdoba, Rosario, Gualeguaychu, Tucuman, Salta o Formosa (por nombrar algunos casos donde la concentración de mercado que genera la operación en el servicio de Internet supera el 90%), las ofertas alternativas que tienen los habitantes de Tierra del Fuego, Calafate o Mendoza resulta indiferente, no las pueden demandar. Una gran parte de la población Argentina, principalmente de la zona centro y norte del país, tendrá que convivir con servicios monopólicos donde antes había competencia.

En números aproximados podemos decir que en los partidos de la zona Centro y Norte del país la participación de mercado de la empresa fusionada será cercana al 95% en Telefonía fija, superando el 70% en internet, 60% en televisión paga y cerca del 40% en telefonía móvil.
En lo que refiere a las posibles consecuencias para esas zonas, podrían ser varios. El más obvio es el incremento en los precios en aquellos partidos y servicios donde la operación elimina un competidor y genera, a la vez, una fuerte concentración de mercado.

F: Sin embargo, por lo que hemos leído, se menciona que la operación genera problemas principalmente en el servicio de Internet.

GP: Si se considera los servicios que presta cada una de las empresas, es parcialmente cierto. Telecom no ofrece servicio de televisión paga y Cablevisión no cuenta (en general) con servicio de telefonía fija. En telefonía móvil, la adquisición de Nextel le da a Cablevisión una participación menor de mercado. En cambio en internet de banda ancha ambas empresas competían vigorosamente. En ciudades del interior como Córdoba, Tucumán, Salta, Formosa, Formosa, Rosario, La Rioja, Gualeguaychú, por efecto de la operación se alcanza a una participación de mercado superior al 90% y se elimina el principal competidor. Lo mismo sucede en el ramal norte de Buenos Aires: San Martin, Vicente López, San Isidro, San Fernando, Tigre, Tigre, San Pedro, San Nicolas, Campana, Zarate, etc.

Pero no hay que olvidar que, en la mayoría de esas localidades en los servicios de Televisión paga y Telefonía Fija las participaciones de mercado de estas empresas son elevadísimas. Los efectos de la operación se pueden trasladar al resto de los mercados, incluso en los cuales todavía existe cierta competencia: en esas localidades o partidos entre uno y tres de los cuatro servicios (4Play) son prestados en condiciones monopólicas, existe la capacidad y por ende la posibilidad de trasladar el poder de mercado al servicio móvil a través de diversas conductas.

Y aún resta considerar los efectos de la operación sobre los servicios mayoristas y/o de infraestructura.

F: ¿A qué te referís con el servicio mayorista y de infraestructura?

GP: Internet se estructura de manera jerárquica, donde los principales operadores (aquellos que disponen de mayor cantidad de tráfico) venden al resto la posibilidad de acceder a todos los servicios y contenidos. Desde el 2004 que Telefónica y Telecom, en base a un acuerdo de intercambio, conformaron un aceitado duopolio en este mercado. Ellos controlaron el tráfico de internet en la Argentina y tuvo efectos nocivos sobre ISP y cableros de menor escala. En una nota realizada al por entonces Ministro Aguad hizo referencia a que el mercado se encontraba “en estado de confort”, y está en lo cierto… pero esta operación posiblemente transforme ese aceitado duopolio en un monopolio. No suena auspicioso.

Es importante considerar que, además de los servicios de telecomunicaciones mencionados, el nuevo grupo sumará contenidos de interés: audiovisuales, diarios, radios, señales, agencias de noticias, portales, etc. Todo eso es en última instancia revaloriza el tráfico que transporta por sus redes y genera un gran poder para negociar nuevas condiciones con Telefónica y el resto de los operadores.

F: ¿Este control monopolio en el tráfico amenaza la neutralidad de red?

GP: Bajo la denominación de Neutralidad de Red se encierran muchos conceptos, los cuales están en debate a nivel global, más ahora a partir de que la FCC anunció que iba a revisar estos principios que formaban parte de su regulación (como así también forman parte de la nuestra). Es un debate amplio y sinuoso.

En términos concretos, es probable que la operación le otorgue a la empresa fusionada la capacidad de negar o degradar el acceso a los usuarios a determinados contenidos, sea porque compiten con servicios propios u otros intereses. Cablevisión tuvo innumerables denuncias por prácticas de exclusión de mercado utilizando la exclusividad de las transmisiones de fútbol, que derivaron en la absorción de empresas de cable más pequeñas. Hay derechos de la población en juego.

F: Mencionó la entrevista que le hiciera La Nación en Vivo a Aguad. En ella el Ex Ministro se refiere a que la operación genera más competencia e inversiones… ¿cree que la operación puede desatar una carrera competitiva en el sector?

GP: No solo no genera más competencia, sino que elimina uno de los pocos competidores con capacidad de desarrollar un servicio convergente. Y sobre este aspecto cabe hacer una aclaración. Se ha mencionado que la operación da origen al primer grupo convergente de la Argentina y eso es parcialmente verdadero. Desde el punto de vista comercial podrá ofrecer los servicios de 4P, lo cual significa que el usuario recibirá en un única boleta los servicios de Internet, cable, telefonía fija y móvil. Desde el punto de vista tecnológico, esta operación posterga inversiones en red de fibra al hogar.

Para los usuarios el beneficio de la convergencia reside en unificar los distintos servicios en un único soporte, y en particular en una única red de acceso. Argentina tiene un gran atraso en fibra al hogar y la regulación reciente había comenzado a entender este fenómeno y a actuar sobre ello. Hasta antes de esta operación Telefónica y Telecom estaban obligados competitivamente a iniciar el camino de la reconversión de sus redes de acceso si querían competir con Cablevisión en los servicios convergentes. Telecom ya se bajó de esa carrera, por razones obvias, y el contexto competitivo y regulatorio para Telefónica ha empeorado sensiblemente.

F: ¿No cree que Telefónica sea capaz de competir con Telecom + Cablevisión?

GP: Sin duda que lo creo capaz. Pero hasta ahora no ha tomado esa decisión y el escenario actual ha empeorado. Telefónica es una empresa española, no está en un momento de expansión a nivel global y sus estrategias de inversión tienen otras variables a considerar. Cerca de 2/3 de los ingresos de TASA provienen de los servicios móviles. Es razonable preguntarse: tienen interés los españoles en desembolsar fuertes sumas de dinero en la red fija?.

Y todo esto en un contexto donde la capacidad regulatoria estatal (y la regulación misma) se ha tornado en un gran interrogante.

 

Guillermo Perez es economista. Especialista en telecomunicaciones y defensa de la competencia. Director de Fibraconsulting.info. En Twitter es @perezvacchini

COMPARTIR EN LAS REDES: