El país europeo busca más “transparencia” del gigante de Internet.

Heiko Maas, ministro de Justicia de Alemania, solicitó que Google revele el funcionamiento exacto del famoso algoritmo con el que el buscador ordena los resultados. El país europeo busca más “transparencia” del gigante de Internet.

En una entrevista que Maas le concedió al The Financial Times sostuvo que “con una cuota de mercado del 95 por ciento, Google domina el mundo de los motores de búsqueda y es capaz de clasificar los resultados de una forma apta para promover sus propios intereses comerciales. Y eso no es aceptable”.

Entonces, para el ministro, la mejor manera de “resolver el problema” es transparentar el funcionamiento de “los algoritmos que Google utiliza para clasificar los resultados de búsqueda”.

Y puntualizó: “Cuando un motor de búsqueda tiene tan gran impacto en el desarrollo económico, este es un problema que tenemos que abordar”.

Maas sostuvo que al realizar un búsqueda, “el que no está en la parte superior de los resultados de búsqueda prácticamente no existe”,por lo que “el poder de Google sobre los consumidores y los operadores del mercado es extraordinario”.

Pero el algoritmo de búsqueda de Google es tan secreto como la fórmula de la Coca Cola, ya que ahí reside el núcleo del negocio principal de la compañía californiana. Y tienen buenas razones para mantenerlo el secreto, ya que la mayor parte de los 60 mil millones de dólares anuales de ingresos de Google provienen de publicidad en el buscador.