Argentina tiene la televisión por cable más cara de América Latina

Argentina tiene la televisión por cable más cara de América Latina

Según un estudio, el precio de la televisión por cable en Argentina es el más caro que existe entre los países de América Latina y el Caribe. El paquete básico se ubica en 52.6 dólares por mes, frente a los 26.3 dólares que cuesta en México que tiene el servicio más barato de la región, de acuerdo a los datos arrojados por la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

El 55 por ciento de los hogares de América Latina cuenta con televisión de paga, aunque sólo siete países, entre ellos México, generaron 89.6 por ciento del total de suscripciones que la región alcanzó el año pasado. “La televisión restringida ha sido tradicionalmente uno de los principales medios de acceso a contenidos audiovisuales de entretenimiento e información en América Latina. Si bien en los últimos años la evolución tecnológica ha ampliado el menú de alternativas de consumo, la televisión de paga mantiene un peso relevante en las preferencias y perfil de gasto de los latinoamericanos”, puntualiza el análisis de The CIU, realizado por sus investigadores Javier Medina y Santiago Yunez.

Los paquetes que incluyen programación que no se encuentra en la televisión abierta, como eventos deportivos, así como servicios (doble play y triple play) que incluyen internet, explican también la preferencia de los consumidores por la televisión restringida y el aumento en sus contrataciones.

La televisión por cable en los países analizados por este estudio ofrecen en promedio 83 canales y Argentina aparece nuevamente con los precios más caros porque sus paquetes básicos son de 82 canales.

En cambio México y Brasil tienen el menor nivel de precios promedio por el contenido contratado, mientras que los de Colombia y Brasil resultan más atractivos que los de Perú en la relación precio-contenido aún cuando tiene mayores precios pero incluyen más canales.

LEA TAMBIÉN  CNN inicia sus producciones en Argentina con una entrevista a Mauricio Macri

Fuente: La Jornada

 

COMPARTIR EN LAS REDES: