Claro y Movistar avanzan en la implementación de VoWiFi y VoLTE

Claro y Movistar avanzan en la implementación de VoWiFi y VoLTE

VoLTE y VoWiFi son dos tecnologías que permiten hacer llamadas de voz por celular sin utilizar las redes 2G y 3G.

En la actualidad, en Argentina se siguen utilizando las redes 2G y 3G para realizar llamadas de voz a través de los teléfonos móviles. Aunque un teléfono tenga 4G, al momento de hacer o recibir una llamada  la transacción se hace a través de aquellas redes. Esto explica la congestión de las redes 2G y 3G y, en consecuencia, la mala calidad de las llamadas tradicionales.

Según La Nación, Claro tiene la intención de apostar en los próximos meses por el VoWiFi, “una tecnología que permite que el teléfono redirija las llamadas a través de una conexión de banda ancha fija”. Esto permite descongestionar la red celular, o tener servicio allí donde la cobertura es deficiente, siempre y cuando haya banda ancha.

VoLTE es otro estándar que permite hacer llamadas de voz usando el 4G de una operadora. Es transparente para el usuario y permite una mayor calidad de audio en la transmisión, pero requiere que ambos teléfonos (el que hace la llamada y el que la recibe) soporten este estándar. Muchos de los smartphones de gama alta más recientes ya incorporan este estándar, y Movistar apuesta a habilitar el servicio en la segunda mitad del año.

Hernán La Rosa, gerente de Desarrollo de Productos en Movistar Argentina, afirmó que el plan es realizar el lanzamiento comercial de VoLTE en el segundo semestre de 2016. “La red ya está estable y la estamos probando con algunos empleados de Movistar a nivel interno”, explicó el ejecutivo de Telefónica. La Rosa resaltó que el proceso de homologación de la tecnología es lento, por lo que la disponibilidad de terminales será un limitante en la adopción de voz sobre LTE. “Estamos trabajando con los fabricantes para que incorporen VoLTE en los próximos modelos que comercialicen en el país”, agregó.

COMPARTIR EN LAS REDES:
LEA TAMBIÉN  Socio de Clarín se quedará con el 100% del control de Telecom