El sistema, que también se puede utilizar con Android, fue desarrollado por tres ingenieros de la Universidad Nacional de Río Cuarto, provincia de Córdoba.

En la Universidad Nacional de Rio Cuarto, tres ingenieros desarrollaron un sistema que se conecta con aparatos electrónicos permite operarlos de forma remota, a través de mensajes de texto.

Esto no tiene utilidad sólo para el hogar, ya que permite acceder a cualquier dispositivo electrónico conectado: se puede controlar la iluminación de un local comercial, activar el sistema de riego de un campo, accionar una alarma ante la presencia de un intruso o comandar aparatos industriales que demanden gran cantidad de corriente eléctrica, entre otras funciones, de acuerdo a lo informado por la agencia de noticias CTyS, de la Universidad Nacional de La Matanza.

Los ingenieros responsables del desarrollo, Diego Salvador Fusari, Horacio Gauna y Diego Badino, indicaron que el aparato permite usar cualquier compañía de telefonía móvil. Para construir el sistema, utilizaron un modulo GSM -una placa que envía y recibe mensajes- dentro de un gabinete de 30 x 30 centímetros, alimentado por corriente eléctrica, que se comanda con un control remoto de radiofrecuencia (como el que usan las alarmas de los autos) y se activa desde un teléfono celular. Así es que pueden controlarse los aparatos conectados al gabinete con el envío de mensajes de texto o mediante una aplicación para Android.

“Por ejemplo, si un usuario tiene el equipo en Córdoba pero está en Buenos Aires, por medio de la aplicación que desarrollamos nosotros para este sistema de seguridad, se pueden encender las luces del patio, activar el sistema de riego, encender los aires acondicionados y hasta podría comandar la apertura y cierre de portones electrónicos”, indicó Fusari en declaraciones a CTyS.

“Nuestra placa electrónica está diseñada para comandar aparatos que demanden mucha corriente, como la bobina de un contactor, dispositivo muy empleado en la industria”, agregó.

El dispositivo permite almacenar hasta ocho números de teléfono en su memoria, a los cuales el sistema puede reportar cuando se produzcan movimientos inesperados en el espacio monitoreado.