El Gobierno de Mauricio Macri privatizó las frecuencias que le correspondían a Arsat. Así, a través de un decreto de necesidad y urgencia modificó la potestad de Arsat para explotar bandas de comunicación que le proveía la Ley de Desarrollo de la Industria Satelital.

De esta forma, será el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) dirigido actualmente por Silvana Giudici, el encargado de asignar “en forma directa a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima AR-SAT las frecuencias que requiera para el cumplimiento de sus fines”.

En otra línea clave del modificado artículo 11 se sostiene que también será el Enacom el encargado de otorgar “participación a prestadores de Servicios de TIC de carácter regional o local, públicos o privados, de acuerdo a los procedimientos previstos por el artículo 4° del Decreto N° 1340/16”.

La publicación va argumentada de que de esta decisión “va a efectos de generar condiciones de competencia y promover el desarrollo regional”. Además sostienen que la participación pública o privada “no podrá ser menor al VEINTE POR CIENTO (20 %) de las frecuencias indicadas en el Anexo II”.

El texto del decreto que privatiza frecuencias

“Que por lo tanto resulta necesario y urgente establecer medidas concretas a efectos de posibilitar que el ESTADO NACIONAL, conforme los procedimientos de asignación establecidos en el Decreto N° 1340/16 ponga a disposición de prestadores de Servicios de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones las bandas de frecuencias consignadas en el Anexo II de la Ley N° 27.208, reservadas con carácter preferencial a la EMPRESA ARGENTINA DE SOLUCIONES SATELITALES SOCIEDAD ANÓNIMA AR-SAT, de manera de promover su utilización para la prestación de los Servicios de Comunicaciones Móviles”.

Leélo acá.