La Unión Europea llevará WiFi gratis a 8000 pueblos sin internet

La Unión Europea llevará WiFi gratis a 8000 pueblos sin internet

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea aprobaron anoche la iniciativa WiFi4EU que, con una financiación de 120 millones de euros, prevé la instalación de puntos de acceso Wifi públicos gratuitos en las comunidades locales que aun no cuentan con conexión a Internet. El objetivo es “dotar a cada pueblo y a cada ciudad de Europa de acceso inalámbrico gratuito a Internet en torno a los principales centros de la vida pública de aquí a 2020”.

En septiembre de 2016, el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker había sostenido que el proyecto formaba parte de “la ambiciosa revisión de la normativa de la UE sobre telecomunicaciones” y que incluía “medidas nuevas para responder a las crecientes necesidades de conectividad e impulsar la competitividad de Europa”.

La iniciativa, que alcanzaría a 8.000 pueblos, tiene un vértice económico, según reveló el vicepresidente encargado del Mercado Único Digital, Andrus Ansip. “El mercado único digital tiene como finalidad construir una Europa totalmente conectada, en la que todo ciudadano tenga acceso a redes digitales de gran calidad. Pero queda mucho más por hacer para conseguir una conectividad de alta velocidad en todo el territorio de la UE, por ejemplo, mejorar la coordinación del espectro a escala de la UE y fomentar la inversión en las redes de alta capacidad que se necesitan”, afirmó.

Según informó el sitio oficial europa.eu, “las fuentes concretas de financiación se determinarán definitivamente en los debates legislativos en curso sobre la revisión del actual programa del marco financiero plurianual”. En la práctica, las autoridades públicas locales que deseen ofrecer Wifi en áreas en las que no exista todavía una oferta pública o privada similar podrán solicitar la financiación siguiendo un proceso sencillo y sin burocracia.

“Se utilizará una subvención asignada en forma de bonos para la adquisición e instalación de los equipos más modernos, es decir, puntos de acceso inalámbrico locales, mientras que la autoridad pública correrá con los costes de gestión de la conexión en sí”, explicaron.

COMPARTIR EN LAS REDES: