Se trata de una movilidad interna de trabajadores habitual en Apple para reforzar los equipos de otras áreas más importantes que la compañía no ha querido detallar.

Apple ha confirmado a través uno de sus portavoces a la CNBC que han despedido a más de 200 empleados que trabajan en el Proyecto Titan. Unos despidos que desde Apple son vistos como una movilidad interna de sus trabajadores tal y como se recoge en el comunicado de la compañía:

“Tenemos un equipo muy talentoso trabajando en los sistemas de coches autónomos con tecnología de Apple. En 2019 los equipos se van a centrar en áreas clave y algunos grupos han sido trasladados a otros proyectos de la compañía, donde seguirán trabajando en machine learning y otras iniciativas de Apple. Creemos que sigue habiendo una gran oportunidad con los sistemas autónomos y Apple tiene la capacidad de contribuir en uno de los proyectos de machine learning más ambiciosos nunca vistos”.

Hay que recordar que Apple mueve de forma constante a sus empleados. Una decisión que en este caso respondería a un descenso en el interés de la compañía en este proyecto que no está resultando tal y como esperaban.

A finales de 2018 Apple contaba con 66 vehículos Lexus con su propia tecnología relativa al reconocimiento de las carreteras para posibilitar la conducción autónoma, Un número con el que se situaría a la misma altura que competidores en este terreno como Tesla.