Los datos son el resultado de una encuesta realizada por Deloitte a 2.076 consumidores estadounidenses acerca de sus hábitos de consumo de contenidos audiovisuales.

Los consumidores estadounidenses son más propensos a ver entretenimiento a través de un servicio de Internet que sintonizar la televisión en directo, de acuerdo con los resultados de una nueva encuesta de la consultora Deloitte.

Los servicios de video streaming como Netflix, que ahora son utilizados por más del 42% de los hogares estadounidenses, han superado a la programación en directo como el método de visualización de elección, encontró el estudio de Deloitte.

Alrededor del 56% de los encuestados ven películas por streaming y el 53% ven los programas de TV por streaming, sobre una base mensual, en comparación con el 45% de los que prefieren ver los programas de televisión en vivo.

Por su parte, los servicios de video por Internet se valoran como más importantes que el cable o la television satelital entre los consumidores de entre 14 y 25 años de edad, a los que se los llama Millennials. Este es un indicador preocupante para el negocio de la televisión de pago. Para ese grupo de edad, el 72% citó el streaming de video como uno de los servicios más valiosos frente a 58% que dijo lo mismo para la televisión de pago.

Grupos de mayor edad siguen valorando la televisión de pago con valores más altos. Por ejemplo, para la llamada Generación X (entre 32 y 48 años), el 80% eligió la televisión de pago y el 47% eligió el streaming entre los servicios más valiosos, mientras que entre los Baby Boomers, el 89% eligió la televisión de pago y el 43% eligió el streaming.

Según la encuesta, el 25% de los Millennials ha cancelado sus servicios de televisión de pago en los últimos 12 meses o no han tenido un servicio así durante más de un año, en comparación con el 16% de los encuestados globales.

La novena edición anual de la “Encuesta sobre Democracia Digital” de Deloitte se realizó a través de una firma independiente de investigación del 3 al 19 de noviembre de 2014, que realizó una encuesta online a 2.076 consumidores de Estados Unidos.