Arsat “es un carrier de carriers, un mayorista de mayoristas”

Arsat “es un carrier de carriers, un mayorista de mayoristas”

El titular de ARSAT, Rodrigo De Loredo participó del encuentro sectorial NPlay y explicitó los objetivos del Gobierno en materia de telecomunicaciones.

En la apertura del evento, organizado por el Grupo Convergencia, De Loredo dejó en claro que ARSAT es un “mayorista” y que no competirá con los operadores que llegan a la casa del cliente final.

Por esta razón ARSAT “no va a hacer última milla, salvo que se requiera en un plan del Estado, como para la modernización de un municipio o en aquellas excepcionales localidades dónde no llega el privado”.

Insistió en que como actor mayorista “venimos a regular precio” porque “cuando llega ARSAT a una zona se desploman los precios mayoristas, donde hasta ese momento había un actor privado que hace uso monopólico de la situación de mercado“.

Llegar donde no llega nadie es el principal cometido público de la infraestructura que tenemos”, porque “donde no hay servicio hay una asincronía en el desarrollo” económico y social, dijo el titular de la empresa estatal.

A raíz de estas declaraciones, el presidente de Red Intercable, Jorge Di Blasio, manifestó que “el trabajo conjunto con ARSAT, anunciado por De Loredo, generará mayor conectividad, inversiones y, ante todo, ingresos legítimos a la empresa del Estado, en una relación virtuosa y, fundamentalmente, directa con los operadores“.

“Hasta ahora dependíamos de la voluntad de los incumbentes (Telecom Argentina y Telefónica de Argentina), que por medio de costos inaccesibles bloquearon el desarrollo y la democratización de la banda ancha“, agregó el empresario PyME.

De cara a este objetivo, al asumir De Loredo encontró 32.000 kilómetros de obra civil desplegada “en las que se invirtieron 1.200 millones de dólares“, en el marco del Plan de la Red Federal de Fibra Óptica (REFEFO).

“Había 6.800 kilómetros en condiciones de brindar servicios”, al asumir la conducción de la empresa estatal, dijo el funcionario. “Revisamos papeles, contratos, pagos, suspendimos casi todas las áreas, pero reorientamos inversiones para avanzar en la iluminación de la fibra óptica tendida“, agregó.

Así, la empresa elevó en tres meses de los 6.800 a 15.600 kilómetros de fibra óptica en condiciones de funcionar, según aseguró el titular de ARSAT durante el evento de ConvergenciaEntre las suspensiones, figura el caso de la cobertura de la Televisión Digital Abierta (TDA), que ya alcanzaba al 80% a diciembre del año pasado con 82 torres en funcionamiento.

LEA TAMBIÉN  Socio de Clarín se quedará con el 100% del control de Telecom

Inicialmente estaban planificadas la instalación de 32 torres más, pero “paramos el despliegue” y sólo se avanzó en 8 torres que ya estaban en construcción y que estarán terminadas antes de fin de año, explicó el funcionario.

La TDA sigue pero es más desafiante el despliegue de la fibra óptica que el de la TDA“, agregó De Loredo.

Otro tema que pasó a revisión es el proyecto del tercer satélite argentino Arsat 3. “Reformulamos el plan de negocios, para ver cuál es la tecnología más adecuada para un satélite que funcionará en la banda KA, y que podrá dar internet a domicilio a 20 megas por hogar“, dijo De Loredo.

Aclaró que el proyecto no está anulado sino que “suspendimos los plazos“, porque “el financiamiento del Arsat 3 estaba previsto que se hiciera con los ingresos del Arsat 2“, el segundo satélite geostacionario argentino que está en órbita en la codiciada posición orbital 81 grados Oeste que cubre desde Canadá hasta Tierra del Fuego.

Normalmente en la industria satelital, señaló De Loredo, los satélites “son puestos en órbita cuando ya tienen entre un 40 y un 50% de la capacidad comercializada. Pero el Arsat 2 fue puesto en órbita sin tener concluidas las autorizaciones de los países que cubre“.

Por ello “el Arsat 2 no se puede comercializar“, sostuvo el funcionario, para luego enfatizar que su equipo ya inició los trámites correspondientes para obtener esas autorizaciones y esto puede llevar “entre 4 y 5 meses“.

De los países que mira el Arsat 2, “Estados Unidos y Canadá, son los más rápidos” en la burocrática autorización mientras que “México y Brasil son las más complicadas por lo extenso del trámite“, concluyó.

LEA TAMBIÉN  Incorporan trece puntos de WIFI gratuitos en Neuquén

Fuente : Télam

COMPARTIR EN LAS REDES: