El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, negó que la empresa represente riesgos de espionaje para sus clientes. “Amo a mi país. Apoyo al Partido Comunista. Pero no haría nada para afectar al mundo”, manifestó Ren. Además, negó que las autoridades chinas le hayan pedido ayuda para espiar a sus clientes.

Ren habló en una inusual entrevista con periodistas extranjeros, en medio de acusaciones de Estados Unidos y otros gobiernos sobre Huawei.

El ejecutivo se refirió a su hija, detenida en Canadá por acusaciones sobre violaciones a la sanción de EEUU contra Irán. El ejecutivo dijo que echa “mucho” de menos a su hija Meng Wanzhou, jefa de las finanzas de la empresa.

Escalada contra Huawei

La semana pasada, otro ejecutivo de ventas fue arrestado en Polonia. Allí, las autoridades lo acusaron de espionaje. Por su parte, Australia prohibió a la empresa participar en su red nacional de 5G.

En las últimas semanas, se rumoreó que sus productos podrían ser prohibidos en Estados Unidos.