Argentina figura entre los ocho países del mundo con más infraestructura para el tráfico de Internet

Argentina figura entre los ocho países del mundo con más infraestructura para el tráfico de Internet

Argentina figura entre los ocho países del mundo con más infraestructura para el tráfico de Internet, según el informe “El estado de la banda ancha 2017”, publicado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo de Naciones Unidas.

Este estudio anual “muestra el estado y las tendencias de los despliegues de banda ancha en todo el mundo”, explicó la UIT, que identificó que durante el último año “ha habido un crecimiento del número de nuevos Puntos de Intercambio (IXP), una infraestructura de apoyo que puede ayudar a reducir la latencia y los costos de tránsito” en línea.

Los IXPs (Internet Exchanges Points) son componentes fundamentales de la red, ya que a través de ellos se produce el intercambio de tráfico entre las redes de diversas entidades (operadores, proveedores de acceso, organismos de gobierno, entidades académicas, etc.) y su objetivo es lograr la eficiencia del ruteo de Internet, mejorando la calidad de servicio y minimizando los costos de interconexión, tal la explicación de la Cámara Argentina de Internet.

El documento del organismo de ONU resaltó a los ocho países que tienen más de diez IXP nacionales: Estados Unidos (84), Brasil (27), Rusia (21), Argentina y Alemania (20), Australia (18), y Francia y Japón (16). En relación a las desigualdades de acceso, el informe consignó que “el 52% de la población mundial aún no tiene acceso a Internet”, y señaló que “ha crecido la conexión en países desarrollados, mientras que se mantiene estática en países en desarrollo”.

Las diferencias entre las naciones con una infraestructura madura de alta tecnología y los países en desarrollo también se profundizaron porque un uso más amplio de la tecnología podría ayudar a otros objetivos sociales, como una agricultura más sostenible o una mejor salud para los ciudadanos, destacó el estudio.

“Las herramientas digitales pueden aumentar el acceso a la salud, capacitar a los pacientes y proporcionar una mejor información sobre salud y educación para todos”, fue una de las conclusiones.

En cuanto a estimaciones, el análisis concluyó que la penetración de Internet en el mundo en desarrollo llegará al 41,3% a finales de 2017, mientras que los usuarios “sólo serán el 17,5% en los países menos adelantados. Los hombres también continúan superando a las mujeres en términos de uso de Internet en todo el mundo, aunque este es un problema mucho mayor en los países en desarrollo, especialmente en Africa”.

“Los objetivos para la educación, la igualdad de género y la infraestructura incluyen metas audaces para la tecnología de la información y la comunicación. El informe describe cómo la banda ancha ya está contribuyendo a esto y hace valiosas recomendaciones sobre cómo puede aumentar esta contribución en el futuro “, resumió Houlin Zhao, secretario general de la UIT.

COMPARTIR EN LAS REDES: